Ay, qué sería de nosotros sin nuestros bares...pero esos bares de toda la vida, esos mal llamados "bares de viejos". Sí, esos llenos de contradicciones que tanto nos gustan: llenos de servilletas que no secan, de tapas de dudosa procedencia pero deliciosas, de patas de jamones huesudas...los únicos lugares donde tienes la licencia de tirar las servilletas, palillos e incluso cáscaras de mejillón al suelo, aquellos bares educados que te dicen una y otra vez "Gracias por su visita".

Sois muchos los que nos habéis visitado en nuestro Showroom de Malasaña, en ferias o simplemente visitando nuestra web. Para todos vosotros reeditamos nuestra primera colección.

Tienda Online